El vínculo entre la educadora y el niño:

un diálogo entre necesidades y estilos de apego que conocer, comprender y manejar.

FUNDAMENTACION

“En la relación de apego los cuidadores entregan al niño la seguridad, protección y contención de que ellos estarán disponibles para él en momentos v de peligro, estrés, experiencias negativas y dificultades propias del vivir humano. Esta seguridad es la base de su desarrollo y adaptación”. Felipe Lecannelier.
“Durante la vida adulta, el origen de la seguridad de una persona reside en la disponibilidad de una figura de apego receptiva. Todos nosotros, desde que nacemos hasta que morimos, somos más felices si la vida se organiza como una serie de excursiones, largas o cortas, con una base confiable proporcionada por nuestras figuras de apego”. John Bowlby

Las figuras parentales son cruciales en la construcción de esta seguridad básica, pero los recientes desarrollos de la teoría del apego hablan también del importante papel de los y las profesionales de guarderías y escuelas infantiles en proveer al niñ@ de experiencias y referencias de cuidado respetuoso y apego seguro.
Para ello es necesario poder ver el mundo de los niñ@s desde sus propias necesidades, intereses, momentos del desarrollo y experiencias. Y esto no es fácil. ¿Cómo ponernos en el lugar de una niña de 2 años o de un bebé de 8 meses? Necesitamos poder tener en nuestra mente la mente del niñ@, lo que venimos llamando desde la psicología, mentalizar. Pero eso no es todo. Necesitamos tener en la mente nuestra propia mente (automentalizar).
Hacernos conscientes de nuestras propias necesidades, estados emocionales, modelos operativos internos, que se ponen en juego en la interacción con l@s niñ@s. Y que, inevitablemente, condicionan nuestra intervención jugando a favor o en contra de lo que ellos necesitan. “Lo más importante no es lo que se hace por los niños, sino el estado mental y emocional del cuidador”

(F. Lecannelier). Cuanta más conciencia tengamos de nosotras, mayor capacidad para mostrarnos receptivas, disponibles y con capacidad de sintonización con los estados mentales de los niñ@s, lo que es la base del desarrollo de su propia capacidad de mentalización en el futuro.
La tarea es ardua, exigente, a la par que apasionante, y fundamental para el desarrollo psíquico de los niñ@s. Es por ello que se nos hace necesario abrir espacios para la reflexión conjunta, el cuidado del cuidador y el sostén mutuo.
Comprender, atender y hacer conscientes nuestras representaciones internas en relación a los vínculos que establecemos con los niñ@s es la base y el fundamento del trabajo que proponemos en este curso.

DESTINATARIOS

La formación va dirigida al personal docente de las escuelas infantiles.

OBJETIVOS

• Comprender y valorar la importancia del vínculo entre cuidadora y alumn@ para la seguridad emocional del niñ@.
• Tomar conciencia de los propios estilos de apego, que se actualizan en las relaciones con los alumn@s.
• Reforzar la capacidad de mentalización, como actitud ante el niñ@ y como habilidad a desarrollar.
• Aprender a detectar y manejar los propios estados emocionales provocados por el vínculo con los niñ@s (especialmente en los momentos difíciles).
• Formular actitudes y habilidades de cuidado adecuado y respetuoso al niñ@ que le ayuden a calmarse y a desarrollar estrategias de regulación.
• Crear un espacio de supervisión del propio trabajo, que aporte el apoyo necesario para superar dificultades y/o bloqueos.
• Reflexionar sobre la práctica profesional, explorando el estilo personal del profesional, y detectando las fuentes de estrés de la atención a los niñ@s.
• El apego como sistema motivacional, en la infancia y a lo largo de la vida.
• El surgimiento y desarrollo de los Modelos Operativos Internos (MOI). Su estabilidad y capacidad de modificación. Su relevancia en las relaciones afectivas. La mirada desde el niñ@. La mirada desde el adult@ que cuida al niñ@.
• El cuerpo como vehículo principal y expresión de los MOI. Su encarnación en forma de hábitos sensoriales, posturales y motrices. Los gestos de apego.

CONTENIDOS

• El vínculo y la conexión emocional. Claves para comprender la mente del niñ@ y para el desarrollo de la mentalización en él.
• La automentalización en las cuidadoras: comprender y hacerse cargo de la propia mente.
• Estrategias de asistencia y autoasistencia para fomentar la seguridad emocional y el bienestar de los alumn@s.

METODOLOGIA

Aprendizaje activo, vivencial e integral, que combina la explicación de conceptos teóricos con la realización de ejercicios experienciales.

Debate reflexivo sobre situaciones reales que favorezca una mejor asimilación y una rápida aplicación de lo aprendido.

 

TEMPORALIZACION

16 horas distribuidas en dos módulos de 8 horas de duración.
Preferentemente en dos sábados del tercer trimestre del curso 2019/2020, a convenir con la organización.
El horario propuesto es de 10 a 14 h y de 16 a 20 h